Huerto para consumo familiar

América

Los campesinos de Huehuetenango, en Guatemala, luchan por sobrevivir cultivando unas tierras con grandes pendientes que ni siquiera producen lo suficiente para alimentar a sus familias. En Oxfam Intermón apoyamos a estas familias para que puedan vivir de sus cultivos y salir adelante. Por ello, para estos campesinos, éste es el mejor regalo.

500€
"Nosotras somos 32 mujeres en el grupo, estamos reunidas y sembramos hortalizas para gastarlas en casa, así ya no compramos fuera." Juana Bravo Ortiz, Promotora agrícola de la aldea de Chimichi, Huehuetenango.
Precio:500 €

Escoge el formato de postal:

Correo tradicional
Te enviaremos nuestras postales impresas a tu domicilio para que tú mismo puedas personalizarlas y enviarlas a tus amigos y familiares. El plazo de entrega de la tarjeta-regalo por correo postal es de 10 días aprox. (sólo para envíos en territorio español)
Postal electrónica
Personaliza tu postal y se la enviaremos a la dirección de correo electrónico de tu amigo o familiar. El plazo de entrega es el día escogido.
Idioma de la Postal:

Vivir de la tierra

La supervivencia de más de 2.500 millones de personas depende directamente de la agricultura. Sin embargo, las políticas proteccionistas de los países más ricos y la crisis del sector dificultan su desarrollo. Desde Oxfam Intermón mantenemos una apuesta clara por la agricultura. El aumento de la productividad, la transformación de los cultivos, su almacenaje y comercialización continúan siendo las claves del desarrollo para garantizar la alimentación y la generación de ingresos de las familias campesinas.

Mira los regalos en acción

See video

Semillas de girasol

Ver vídeos

Regalos similares

Sobrevivir en Huehuetenango, Guatemala, a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, significa luchar día a día...

Burundi es un país africano que ha sufrido más de una década de guerra civil. Se estima que desde 2002, más de 350....

Los campesinos de Huehuetenango, en Guatemala, luchan por sobrevivir cultivando unas tierras con grandes pendientes...